Menú

Productividad, vida sana y desarrollo personal para nómadas digitales

Cómo trabajar tu auto-control

El auto-control es un músculo más de tu cuerpo. Si lo usas, se vuelve más fuerte, pero sino, se volverá más débil.

Así de sencillo. Hay que trabajarlo tanto como puedas y siempre que puedas.

Auto-control también significa disciplina, ser capaz de hacer aquello que te propones, cumplir con lo que dices que vas a hacer, ya sea con otro o aún más importante, contigo mismo.

La persona más importante a la que no debes fallar nunca es a ti mismo.

Si poco a poco, vas cumpliendo con todo aquello que te dices a ti mismo que harás, por pequeño que sea, pronto tendrás un poder increíble.

Esta es una de las razones por las que me gusta proponerme retos o hacer experimentos de varias semanas. Además de para aprender sobre un tema nuevo, para demostrarme que soy capaz de cumplir con ellos y por lo tanto con mi palabra.

Saber que vas a cumplir con todo aquello que dices, también hace que debas plantearte más las cosas antes de hablar.

¿Cómo trabajar tu auto-control? ¿Cómo trabajar tu disciplina?

Es más sencillo decirlo que hacerlo, pero… Empieza por algo pequeño.

Intenta observarte más a menudo en tu día a día, toma conciencia de todo aquello que dices que harás y házlo realmente. Puede ser alguna nimiedad como decidir acostarte a determinada hora, llegar a tiempo a una cita o cualquier otro propósito que te hayas hecho.

Empieza pequeño. Y si fallas, no te martirices. Vuelve a empezar. Cada nueva ocasión es una nueva oportunidad para hacer bien las cosas.

Quizás también te interese...

Cómo crear un hábito diario o porqué empezaré a escribir cada día
El mito de la multitarea y porqué mejorar tu concentración mientras juegas
Cómo empezar a "introduce aquí lo que quieras hacer" sin morir en el intento

Deja un comentario