Menú

Productividad, vida sana y desarrollo personal para jugadores de poker

3 ejercicios para vaciar tu mente antes de una sesión

Mientras juegas tu estado mental es casi tan importante como tus conocimientos del juego, pero la gran mayoría de jugadores, se dediquen o no exclusivamente al poker, en su día a día cuentan con otras responsabilidades que los pueden llegar a alejar de un estado mental óptimo para afrontar una sesión. Todos tenemos problemas cotidianos […]

Las dos mejores inversiones

No hay mejor inversión que salir ahí fuera y traspasar tu zona de confort. Apretar las tuercas. Dar siempre el máximo. Intentar absorber todo lo posible cada situación. Vivir la vida y no dejarte llevar por ella. De verdad, no bromeo, la mejor inversión es invertir más en experiencias y menos en posesiones. Busca nuevas […]

La fatiga por decisión: El poder de la rutina y cómo optimizar tu vida para sacar más provecho de las mesas

Nuestra voluntad es como un músculo y al igual que ellos, la voluntad puede verse fatigada si la usas una y otra vez. Cada vez que tomas una decisión, es como hacer otra repetición en el gimnasio. Nuestro músculos acaban cansados al final del entrenamiento y tu fuerza de voluntad de desvanece cuantas más decisiones […]

3 ideas para correr con poco tiempo

Tú, yo… todos los que nos rodean. Todos tenemos un tiempo limitado. Absolutamente todos tenemos un pequeño reloj de arena con una cantidad finita de arena y de la que desconocemos su cantidad. Supongo que por ese motivo, con esa pequeña idea creciendo en mi desde hace mucho, no puedo evitar pensar constantemente en cómo […]

Empezar por poco para conseguir más

El otro día estaba viendo una película y me vi un poco reflejado en uno de los personajes. Era un tipo que lo veía todo en términos de todo o nada, de victoria absoluta o muerte. Ya no soy tan extremista como solía serlo, pero aún así, cuando hago algo me gusta dedicarle todo mi […]

Hackea tu memoria con 20 minutos de siesta

Hace un buen tiempo era de aquellas personas que odiaba algo tan típicamente español como la siesta. Si me quedaba dormido después de comer no era por voluntad propia y cuando sucedía, levantándome a menudo dos horas más tarde, me sentía destruido. No se bien cómo, pero hubo un momento en el que empecé a […]